top of page
CECI 1_edited.jpg

CECILIA VICEDO

Hoy presentamos a la artista Cecilia Vicedo, nacida en Tucumán, de infancia y adolescencia vivida en Salta, pero adoptada por nuestra querida Córdoba hace ya 30 años, se autodenomina como una Artista Intuitiva y considera que todos somos artistas. Los invito a conocer su acercamiento al arte y a nuestro espacio como comunidad de artistas de Art Factory.

¿Cómo llegaste al arte?

En mi niñez y adolescencia estudié arte en la Escuela Quinquela Martin en Rosario de la Frontera, Provincia de Salta. Hoy mi arte es mas que una forma de vida, es arte intuitivo.

Llegué a producir arte cuando me encontré con tiempo para hacerlo, cuando me preguntaron “¿qué te gusta hacer? ¿qué amas hacer?”, me di cuenta que a mi vida le podía poner color, le podía poner arte, y que el arte servía para curar y sanar. En ese momento dije que el arte es la base de todo. Trato de que los formatos y bases, o lo que pueda hacer o proponer, sea en relación al arteterapia, porque creo que el arte cura.

“El medio es lo que me provoca esa sensación de transformación, llevo el color, lo puedo llevar con los dedos, con una pluma, pero siempre digo que el puente es mi alma, y el final puede ser una obra que tiene sentido, o puede ser una obra efímera.”

Y actualmente ¿con qué disciplina te sentís identificada o con qué técnica representas a tu obra? Y en cuanto a mensaje a tu obra, ¿Qué es lo que intentas de manera expresiva comunicar con tus producciones?

Trabajo el dibujo y la pintura, y no soy de bocetar antes de hacer mi obra, plasmo lo que tengo en mi cabeza sin hacer el boceto. Mi abuelita decía que antes de coser hay que hilvanar, y que antes de pintar hay que dibujar, y yo decía: no estoy de acuerdo.

En el acrílico encuentro la fluidez y la consistencia justa para tirar en cualquier superficie y armar una pequeña obrita, desde una botella, una vidriera, un cuadro. También me siento muy cómoda con el collage, cuando encontré la maravilla de poder mezclar figuras que ya están predeterminadas me pareció fantástico porque tu cabeza vuela.

El zentangle para mí es una disciplina aparte en mi vida, lo puedo combinar con mindfulness y terapias holísticas, donde se tratan muchos temas, y cualquiera puede hacerlo y surgen obras maravillosas.

Intento llegar a los demás mediante la aplicación sencilla de materiales, y que el otro vea como se transforma en una obra. El medio es lo que me provoca esa sensación de transformación, llevo el color, lo puedo llevar con los dedos, con una pluma, pero siempre digo que el puente es mi alma, y el final puede ser una obra que tiene sentido, o puede ser una obra efímera. El arte efímero es fantástico.

¿En qué estás trabajando actualmente?

Tengo la suerte de ser retirada de mi trabajo, me dedico a hacer arte y reciclar todo lo que encuentro para hacer arte. Tengo el taller en mi casa y trato de mostrar mi arte en espacios como Art Factory.

“…me acerqué un día por la galería. Me pareció tan lindo, la recepción de ustedes es como debería ser, tanto Andrea como vos abren puertas, y me pareció muy bueno para el arte emergente.”

¿Cómo diste con Art Factory? Contame un poco de tu experiencia.

Art Factory lo vi en las redes y pensaba “qué difícil será llegar ahí”, y como pienso que todo se puede, me acerqué un día por la galería. Me pareció tan lindo, la recepción de ustedes es como debería ser, tanto Andrea como vos abren puertas, y me pareció muy bueno para el arte emergente. Tener ese lugar para hacer de vidriera como digo yo, y accesible, esta bueno, porque como artista uno no sabe lo que hace hasta que el otro no te devuelve su visión o su sentir.

Mi experiencia fue hermosa, es como tener un par de amigas más, y colaborar. Me parece que tanto Andrea como vos, Natali, dejan que uno pueda colaborar con ellas, se va armando una comunidad que no se desarma, la relación que se presenta es muy bonita.

El arte emergente o el arte en si mismo, necesita de la muestra, de lo que yo llamo “la vidriera”, porque de nada sirve que yo este rodeada de arte en mi casa si nadie lo puede apreciar.

 

¿Cuál es tu mensaje para los lectores, tanto artistas como público en general?

Yo creo en un solo mensaje y que está implícito en el ser humano. Lo digo como si fuese un “hashtag” que todos somos artistas, el tema es reconocernos como tales, y de qué manera sacamos a relucir ese artista. Y a la vez algo que siempre me importó, es que cualquier persona es capaz de hacer arte con lo que encuentre, hay que encontrar ese momentito para dejarlo ser. Muchas cosas pueden pasar en la vida de las personas, ser ese artista intuitivo para mí es un gran título, porque si no esta la intuición, si no esta el sentir, o el hacer desde el ser, poder plasmar lo que uno siente.

Cecilia tiene la soltura de dialogar sobre el arte desde una calidez humana, desde su lado intuitivo, incursionando en diversas técnicas artísticas que le permiten explorar su lado sensitivo. Considera el arte efímero como una manera de expresión creativa que trasciende el tiempo y el espacio, involucrando sus producciones en objetos de uso cotidiano o en espacios de transición, como lo son las intervenciones en vidrieras.

Ver y hacer del arte un estilo de vida es lo que caracteriza a esta gran y cálida artista, amiga de nuestra comunidad que sigue en constante crecimiento.

 

Entrevistada: Cecilia Vicedo, Artista Plástica.

Por: Natali Bonaudi, Artista Plástica y Curadora de Art Factory.

Fecha de publicación: Octubre 2021.

Instagram @artfactory.cba @amarte_cuadros @natalibonaudi.arte 

Curaduría online y Gestión de Redes sociales y plataforma web: @somosrumba

Facebook /Artfactorycordoba

Web: www.artfactorycba.com

bottom of page